NUESTRA HISTORIA

Tras la guerra civil española, Nilo Masó, al igual que el resto de los fabricantes españoles, se dedicaría a la restauración de vetustas motocicletas de diverso origen y a la fabricación de motores industriales y auxiliares para bicicleta desde 1/2 a 4 CV bajo las marcas CELTA y ALPHA, con encendido por volante magnético, y transmisión desmultiplicada por corona y rodillo con sistema elástico, fundidos totalmente en aleación especial de aluminio y con cilindro encamisado de fundición gris. En 1948 vio la luz un nuevo motor ALPHA, un dos tiempos de 75 cc, con transmisión por cadena, que se montaba en las bicicletas sobre la rueda trasera.

ENTRE 1949 Y 1951

Entre 1949 y 1951, ALPHA fabricó, para los señores hermanos Carando (Mario y Natale), Fabier y Sommariva, y bajo la licencia de italiana MV Augusta, las MV ALPHA, con motores de dos tiempos en 98 y 125 cc. Los italianos hermanos Carando, que habían conseguido la licencia de fabricación de la que después seria la gran acaparadora de los títulos mundiales, importaron algunas MV Augusta de carreras en 98 y 125 cc a ciclo de dos tiempos, con las que participaron con gran exito en pruebas deportivas ellos mismos, así como Mario Vilaseca y Enrique González, principalmente, a la par que dirigían las cadenas de montaje de las que saldrían las primeras MV Alpha españolas a partir de Marzo de 1949.

Simultaneamente a esta actividad, Nilo Masó amplio en 1950 la gama de las ALPHA hacia más bajas cilindradas acoplando los pequeños motores CUCCIOLO, que importaba de la casa Mayfaba de Madrid, a ligeros cuadros ALPHA, con los que asimismo se concurriría a pruebas deportivas de la mano de “Sutrac” principalmente, además de fabricar triciclos de reparto.

En Julio de 1951, con motivo del Trofeo de San Lorenzo de Gijón, los hermanos Carando, faltos de liquidez al no cumlplir Fabier y Sommariva los acuerdos de inversión pactados, cedieron la licencia de fabricación de las MV Augusta a Don Alfredo Avello de Natahoyo-Gijón, que seria quien en lo sucesivo fabriaria la MV Augusta en España.

NILO MASÓ

Para suplir este vacío, Nilo Masó diseñaria una moto propia de 75 cc a ciclo de dos tiempos y cambios de dos a tres velocidades, que presentaría en la Feria Oficial de Muestras de Barcelona en 1952, de escasa difusión. Junto a esta, se presentó en el mismo certamen una 125 cc a dos tiempos y tres velocidades, idéntica a la inglesa BSA Bantam (salvo las tapas de los cárteres motor, que llevaban grabadas las letras ALPHA en lugar de las BSA Bantam) de las que se fabricaron bastante más unidades, antes de que en 1953 fuese abandonada definitivamente.

Para sustituirla, y retornar definitivamente al campo del transporte ligero, donde ALPHA había conseguido sus mayores éxitos, Nilo Masó fabricó a partir de 1952 triciclos con caja delantera movible y motores GAMO de 50 cc, en 1953 idénticos vehículos con motores OSSA e HISPANO VILLIERS en 125 cc, para 200 kg, gama esta última de la que en 1954 se elimino el motor OSSA y apareció la versión de 300 kg con un motor FITA de 175 cc de cuatro tiempos.

Trás colaborar a partir de 1953 con las marcas EVYCSA y PONY (las últimas unidades de esta segunda marca salieron con el anagrama ALPHA), ser director técnico de Huracan Motors S.A., colaborar asimismo en el diseño de uno de los primeros escúteres españoles (el CONDAL de 1952) y triciclos de esa misma marca, en 1955 Nilo Masó lanzaría su último producto con la marca ALPHA, un motocarro de caja trasera con motor HISPANO VILLIERS de 197 cc, desapareiendo definitivamente poco después.

En el año 2014 Alpha inicia un nuevo capitulo en su historia como fabricante de motocicletas y bicicletas eléctricas. Regresando a sus orígenes la competición, la empresa se constituye en nuestro compromiso con el I+D+I, el éxito en las carreras y una pasión por la innovación.